CLAVES PARA ENTENDER MEJOR EL TDAH

El TDAH, o Trastorno por Déficit de atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre un 5% y un 10% de la población infantil.

Para identificarlo como trastorno deben observarse los comportamientos propios del déficit, con una mayor frecuencia e intensidad que en niños de similar edad y presentarse en dos o más ambientes (colegio y casa por ejemplo).

Sin embargo, es necesario ir más allá de la definición para poder comprender realmente el trastorno y la conducta de las personas que padecen TDAH. Aun en la actualidad existe un gran desconocimiento acerca de la prevalencia y sintomatología propia del trastorno, lo que causa en muchas ocasiones que los signos no sean interpretados correctamente.

A continuación te describo algunos tips para comprender qué se esconde realmente detrás de ciertas conductas y desmontar algunos mitos:

  • El comportamiento de las personas con TDAH responde, entre otras cosas, a causas neurobiológicas ajenas a él. La agitación y desobediencia pueden ser frecuentes y es necesario aplicar técnicas de modificación de conducta para solventarlo (el castigo sin técnicas puede empeorar el comportamiento).

¿Qué puedes hacer?

  1. Asegúrate de que entiende correctamente las instrucciones que le das.
  2. El castigo no es la técnica más eficaz para modificar su conducta; se ha comprobado que el refuerzo de conductas alternativas es mas eficiente.
  3. En caso de recurrir al castigo, es necesario cumplirlo estrictamente para que funcione.
  4. Premia en público; corrige en privado.
  • El perfil de inatención propio de las personas que padecen el trastorno puede interpretarse como una falta de interés. Para aumentar la capacidad atencional puedes:
  1. Reorientar la atención con frecuencia.
  2. Realizar descansos cada cierto tiempo.
  3. Elegir actividades estimulantes afines a los gustos del niñx.
  4. Hacerle partícipe de los avances y mejoras, comentándole lo importante que es su implicación en el progreso (por ejemplo, reforzar la concentración, la ejecución de actividades, la planificación, etc).
  • Uno de los rasgos más particulares en la conducta del TDAH es la impaciencia e intranquilidad. Para lidiar con estos síntomas puedes:
  1. Aumentar la tolerancia a la demora no respondiendo de manera inmediata a las peticiones.
  2. Reforzar la obediencia a las normas.
  3. Planificar las actividades poniendo en su conocimiento la duración de cada una de ellas.

La complejidad del TDAH hace muy difícil abarcar en profundidad cada síntoma, pero aquí tenéis algunos tips para los rasgos más frecuentes. Espero que os haya resultado interesante!

Muchas gracias!!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s