Nuevas rutinas, viejas costumbres

Para muchos el inicio del año no es el que realmente marca el calendario sino cuando comienza el curso, es decir, septiembre. Este mes, puede ser para muchos odiado, para otros temido, pero para los que les gusta lo que hacen, emocionante.

Es emocionante por la multitud de nuevas oportunidades que se nos presentan por delante. Nuevos cursos, nuevos empleos, nuevas actividades, aficiones, deportes, etc. En septiembre todo es nuevo, pero nosotros lo teñimos de gris con nuestras viejas costumbres. La vieja costumbre de hablar durante todo el mes anterior de lo poco que nos apetece volver al trabajo, de lo que vamos a dejar de hacer porque tenemos que trabajar, o de lo odiosos que son los lunes.

B08NSrvIQAAVZwh

Sin embargo, como todo lo que se ha estado explicando a lo largo de los múltiples artículos de nuestro blog, todo depende de la actitud. Depende de nosotros enfrentarnos a septiembre como el enorme ogro que nos va a quitar el sol, la playa y el no hacer nada, o verlo con los ojos de quien quiere hacer un cambio en su vida, de quien quiere avanzar y pensar “este año voy a conseguir lo que me proponga, y si no, me propondré otras cosas más emocionantes todavía”.

Es por eso que tenemos la capacidad de elegir si queremos sufrir viendo cómo se van nuestros días de verano y comienza lo de siempre o por el contrario, nos enfrentamos a lo de siempre con otras herramientas para convertir el año en algo único que merece la pena aprovechar. Hacer cada día interesante es más fácil de lo que parece.

Para empezar, intenta dedicarte tiempo a ti, a hacer algo que te guste, a aprender una nueva afición, algún deporte que te motive o te haga sentir bien. No te quedes en casa descansando pensando en lo horrible que va a ser mañana en el trabajo. Desconecta conectando con eso que te apetece hacer, a pesar de que mañana tengas que ir a trabajar.

face-1103708_1920-649x459

Además, nadie dice que no puedas seguir disfrutando de tu vida social durante estos meses de trabajo. Dedica tiempo a ver a tus amigos y familiares, haz un hueco en tu agenda para ir a visitar a esa persona que hace tiempo que no ves, o a ese familiar con el que hace meses que no hablas.

Sal con tu pareja a cenar y haz cada día especial. No tiene que ser verano para dar un homenaje a vuestra relación. Aprovechad un rato a solas para hablar de vuestras cosas o contaros los cotilleos del trabajo.

Si nos proponemos hacer un cambio de este tipo, podemos conseguir que septiembre sea un mes de novedades, de cambiar lo que no nos gusta por oportunidades y nuevas experiencias que no se vean teñidas por las viejas costumbres de volver a caer en la misma rutina.

Haz todo lo que quieras, sueña a lo grande y nunca te dejes atrapar por los pensamientos que quieren hacer que no disfrutes cada día al máximo. Habrá días buenos y malos, pero nuestra actitud marcará la diferencia entre un día malo y una semana, mes y año malos.

FELIZ MES DE SEPTIEMBRE, DE NUEVOS PROYECTOS Y RETOS.

1472727876_991216_1472727957_noticia_normal

Acerca de Elia Pesquera Pérez

Psicóloga Sanitaria del centro APAI. Número de colegiada: 33188. "Nunca sabes lo que puede pasar"
Esta entrada fue publicada en aceptacion, actitud, crecimiento personal, desafío, esperar, felicidad, inteligencia emocional, mindfulness, oportunidades, presente, Sin categoría, sueños, vivir y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s