Cuidar el descanso: respuesta de salud

Hoy en día cada vez son más comunes los problemas para descansar de forma adecuada: dormimos pocas horas, nos cuesta conciliar el sueño y a lo largo del día nos sentimos fatigados. Estos problemas vienen derivados de la vida agitada que llevamos y de los malos hábitos que hemos ido adquiriendo a lo largo del tiempo.

Cada vez cuidamos más nuestra alimentación y en ocasiones se nos olvida cuidar esta parte tan fundamental de nuestro buen funcionamiento y rendimiento. Esta época del año es perfecta para proponernos retomar hábitos saludables y empezar de forma adecuada el curso que viene. En esta entrada vamos a repasar algunas de las claves fundamentales para lograr un buen descanso.

Evitar comer antes de dormir. No es la primera vez que escuchamos o leemos esta afirmación, pero cuando comemos, nuestro cuerpo se concentra en realizar la digestión y estas acciones del cuerpo nos impiden en muchas ocasiones relajarnos y conciliar el sueño.

No hacer ejercicio antes de acostarse. El ejercicio hace que aumente nuestro ritmo cardíaco y nos activa, por lo que resulta complicado dormir después. En cambio, el darse una ducha caliente hace que nuestro ritmo cardíaco disminuya y facilita la conciliación del sueño.

Deshacernos de los aparatos electrónicos. La luz de las pantallas activa la glándula que regula el ciclo del sueño, el efecto es parecido al que produce la luz natural, activa la melatonina y nos mantiene despiertos.

Oxigeno para dormir. Es importante que a la hora de acostarnos la habitación no esté cargada, ni con malos olores. La ventilación es fundamental para que el aire de la misma nos proporcione el oxigeno necesario para dormir toda la noche.

Cuidar los detalles para estar cómodos. El colchón en el que dormimos tiene que ser confortable, al igual que las sábanas y la almohada. La temperatura de la habitación no puede ser muy elevada ya que puede interrumpir nuestro sueño.

Establece un horario regular. Para cuidar el descanso es necesario levantarse y acostarse a horas parecidas. De esta manera, adquirimos un hábito y no nos resulta costoso conciliar el sueño, nuestro reloj vital estará acostumbrado. Se recomienda también seguir la luz del sol, es decir: levantarse a una hora parecida a la que sale y acostarse a una hora parecida a la que se pone en la medida de lo posible.

Evita las siestas largas. Las siestas alteran nuestro ciclo del sueño y por la noche nos cuesta dormir ya que nuestro cuerpo no está tan cansado como debería. Si vas a dormir una siesta intenta que no sea superior a 20 minutos.

Gastar nuestra energía a lo largo del día y hacer deporte. El día tiene muchas horas y nos permite hacer muchas cosas, mantenernos activos y haciendo deporte preferiblemente por la mañana nos activa y mantiene todo el día hasta la hora de acostarse.

No tomar café ni té después del medio día. La cafeína y la teína tienen un efecto excitante que en muchas ocasiones nos ayudan a mantenernos activos pero en otras pueden hacer que no consigamos dormir cuando queremos. Evítarlas por lo menos 8 horas antes de acostarnos para asegurarnos que sus efectos no nos perjudiquen.

Preocupaciones fuera. Evitar pensar en tareas pendientes y preocupaciones, conviene acostarse con la mente despejada, por lo tanto, debemos omitir los pensamientos negativos y preocupaciones que en ese momento favorecen la aparición del estrés. En cambio intentemos, antes de ir a dormir promover pensamientos positivos: cosas buenas que nos han pasado a lo largo del día, conversar con un ser querido, leer un libro entretenido, proponernos metas futuras..etc.

Es necesario aprender a cuidar de nosotros mismos para conseguir un equilibrio vital que nos permitirá dar el 100% a lo largo de nuestro día.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s