Cuando el pensamiento actúa en nuestra contra: distorsiones cognitivas

Es bien sabido que el pensamiento influye en nuestras emociones y conductas, por lo que si aquel negativo, posiblemente estas últimas también lo sean.

Bien sea por nuestra propia historia, las influencias familiares que hemos recibido, nuestros rasgos de personalidad, un estado de ánimo bajo o simplemente como resultado de un proceso de economía cognitiva, surgen lo que se conocen como distorsiones cognitivas, o lo que es lo mismo, pensamientos erróneos sobre la realidad que surgen con frecuencia en nuestra cotidianeidad y que producen una interpretación distorsionada de las situaciones que vivimos, dificultándonos así la gestión de las mismas y traduciéndose en conductas y emociones inadecuadas a dicha situación.

descargaSi bien el trabajo cognitivo, de cambio de pensamientos y creencias, es complejo, y requiere en muchos casos el asesoramiento de un Psicólogo, es importante que sepamos identificar esas distorsiones cognitivas que nos dificultan nuestra vida.

Veamos cuáles son las principales y ejemplos dónde las cometemos. Recordemos que suelen ser en negativo y que pueden hacer referencia a pensamientos sobre nosotros mismos y/o sobre los demás.

  • Atención selectiva. Fijarse solo en algunos detalles, obviando el contexto y el resto de las características de la situación, aún siendo mayoritarias. Cuando cometemos este error, minusvaloramos el resto de condiciones de la situación dada.

Ejemplo: Sí, me salió todo bien, pero al final me equivoqué y lo eché todo a perder o (en relación a las notas de nuestros hijos) sí, ha recuperado todas, pero con un 5.

  • Pensamiento catastrófico. Exagerar las consecuencias de una situación o la magnitud de la misma así como sobreestimar la probabilidad de que ocurra un evento negativo.

Ejemplo: Si me separo de él no lo voy a poder superar.

  • Error del adivino. Anticipar reacciones negativas de los demás sin una base absolutamente firme. Creer saber qué sienten o piensan los demás y por qué se comportan de la forma en que lo hacen, sin basarnos en los hechos y en la lógica.

Ejemplo: (En una presentación, tartamudear al presentarme) Pensarán que son idiota.

  • EtiquetarEtiquetado. Atribuir al ser, conductas concretas y puntuales. Concluir cómo es una persona, en base a una o dos conductas observadas.

Ejemplo: No he cumplido el horario esta semana, soy una vaga.

  • Imperativos (debería/s, tener que). Normas rígidas sobre cómo tendría que ser, ser los demás o la vida misma. Al sentir obligación por el cumplimiento de esa norma, cualquier pequeña desviación es vista como intolerable.

Ejemplo: Tendría que ser más interesante cuando hablo con los demás o después de los años que llevamos juntos, (mi pareja) debería saber que eso (un comportamiento suyo) me molesta. Este ejemplo merece una explicación a parte. Si yo pienso así ante un comportamiento de mi pareja me voy a enfadar el doble, primero por el comportamiento en sí y segundo porque parece que lo ha hecho a posta. Si sabe que no me gusta, ¿por qué lo hace? No es un pensamiento que me ayude a expresar mi malestar ni a intentar solucionarlo. Una máxima en habilidades sociales es que el problema lo tiene aquel al que algo le molesta. Por lo tanto, por muchas veces que mi pareja haga lo mismo, sabiendo/recordando que me molesta, quien tiene que volvérselo a decir o tomar decisiones al respecto, soy yo, no él.

  • Pensamiento dicotómico. Tendencia a clasificar las experiencias en términos de todo o nada, blanco o negro, desastroso o perfecto, etc. No se ve el término medio sino los extremos.

Ejemplo. Las cosas hay que hacerlas bien o no se hacen o para tener que ir al gimnasio a las 21.00 de la noche no voy.

Acerca de Tatiana Carbajo

Grado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Máster en Psicóloga General Sanitaria por la UAM Clínico en EMDR por la Asociación EMDR España Psicóloga en Centro APAI Docente en charlas para profesores y profesionales del ámbito socio-sanitario Psicóloga en distintos talleres de la Comunidad de Madrid
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s