5 Claves para realizar críticas de forma adecuada

¿Alguna vez has hecho una crítica y no es que no  te haya servido para absolutamente nada sino que has salido escaldado de ‘tu buena acción’? ¿Te cuesta realizar críticas a otras personas porque o bien te inhibes y no dices nada por miedo o bien pareces agresivo?

critica

En el último post te hablé de cómo recibir críticas de una manera adecuada… hoy en cambio, te voy a pedir que te pongas en el otro lado: cómo realizar críticas de una forma asertiva, en la que puedas sentir que has actuado correctamente y aumentar la probabilidad de que sea efectiva, ya que muchas veces creemos que con nuestras palabras vamos a lograr un efecto y en realidad generamos el efecto contrario.

En lo primero que quiero que reflexiones es acerca de en qué momentos es correcto hacer esa crítica. Para ello yo me baso en los 3 filtros de Sócrates. Su primer filtro es la VERDAD, asegúrate de que es cierto eso que vas a decir. El segundo, la BONDAD, ¿Es bueno para la persona? ¿Le va ayudar para su desarrollo y mejoría? Y por último, la NECESIDAD, ¿Es necesario realizar esa crítica?

socrates.png

 

Si tu crítica pasa por estos tres filtros, entonces ¡Adelante!

Ahora vamos a ver la parte del cómo. Muchas veces nos centramos en qué decir pero no en cómo decirlo, cuando esta segunda parte es incluso más importante que la primera. A continuación te enseño cinco claves para realizar una crítica de forma adecuada:

como

 

1. Atribuir al hacer en lugar de al ser. “No vales” “Eres inadecuado” “Eres malo” “Eres lento” son ejemplos de atribuciones al ser, a la persona. Lo ideal es evitar este tipo de atribuciones ya que ofrecen una etiqueta, y una vez tenemos esa etiqueta encima es muy difícil deshacernos de ella. Nos la acabamos creyendo y esto puede resultar peligroso: Como yo soy así, no voy a poder cambiar. Incitan a la paralización en lugar de al desarrollo. Por ello os propongo atribuir al hacer, “Has hecho esto esto mal, pero eso no significa que no valgas para ello”.

2. Referirse a hechos puntuales en lugar de a hechos generales. En lugar de realizar críticas generales, como por ejemplo tienes que mejorar la comunicación o tu comportamiento es inadecuado… Trata de concretar, no te quedes en la superficie, “Podrías mejorar el tono de voz cuando te comunicas ya que casi no se te escucha, trata de hablar más alto”, “Cuando se dirigen a ti, lo ideal es que mires a la persona que te está hablando y le respondas”. Muchas veces nos quedamos en la crítica de “esto está mal” pero no concretamos qué es eso que está mal ni ofrecemos alternativas de respuesta.

3. Hacer ver el error como oportunidad para aprender. A veces, la otra persona que recibe a crítica puede tomárselo como un fracaso, y cuando esto ocurre hay mayor probabilidad de que se paralice y no genere alternativas de respuesta, por ello es importante al realizar la crítica que la otra persona pueda ver que los errores forman parte de la vida, que todos los cometemos y que están para aprender de ellos y ser mejores cada día.  Por ejemplo, si queremos criticar que nos han hablado de forma inadecuada, con un tono despectivo, hacer ver a la persona que puede aprender de ello para la siguiente ocasión.

4. Motivar al cambio. Ya que si realizamos una crítica es para lograr un efecto en la otra persona que le permita evolucionar, por ello es importante este punto. Por ejemplo, si estáis recomendando a una persona querida poner límites en su relación de pareja, trata de animarla y de hacerle ver que esto lo puede cambiar y aprender. Una forma de animar al cambio es recordando en qué otras ocasiones ha podido superar algo similar o parecido.

5. Enseñar la diferencia entre culpa y responsabilidad. Cuando realizamos una crítica no estamos buscando culpables, la culpa es pasiva y lleva a tristeza ¡, frustración y paralización. Estamos buscando responsables, la responsabilidad es activa y está asociada con estados de ánimo más positivos. Lo adecuado sería decir:  ”tú eres el responsable de que esto cambie”.

Espero que os sean de utilidad estas claves, ahora ¡A ponerlas en práctica!

Acerca de Raquel López

Psicóloga Sanitaria en centro APAI. "Disfruta porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora"
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s