Beneficios de la actividad física para el cuerpo y la mente

Según los últimos estudios, se ha demostrado que el 70% de la población occidental no es lo suficientemente activa como para gozar de buena salud y mantener el peso.

Cuando se habla de salud, nos suele venir a la cabeza la ausencia de enfermedad, sin embargo, es mucho más que eso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como “Un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad”.

lols-300x281

Por lo que observamos tres niveles: el físico, el mental y el social. Estos tres niveles están interrelacionados entre sí, no son independientes unos de otros. Concretamente, el nivel físico y el mental se encuentran en continua interacción. Si por ejemplo, un día no dormimos bien, nuestro cuerpo al día siguiente se encuentra cansado y lo notamos en el estado de ánimo, nos podemos encontrar más irritables o susceptibles, lo cual afecta a nuestras relaciones sociales. Por otro lado, si no estamos pasando por un buen momento a nivel social, se pueden desencadernar una serie de preocupaciones que, mal gestionadas, es probable que acaben generando somatizaciones o síntomas físicos como dolores musculares, cansancio, dermatitis… lo cual inevitablemente afectará nuevamente al nivel mental y social.

A estos mecanismos les podemos llamar cadenas reactivas, y pueden evolucionar tanto que acaban derivando en trastornos o enfermedades incapacitantes para la persona.

equilibrio mente corazón

¿Dónde tiene cabida la actividad física en todo esto?

Se ha demostrado que la actividad física es buena tanto para la mente como para el cuerpo, e incluso se puede utilizar como herramienta para establecer y afianzar relaciones sociales.

 

A continuación os expongo los beneficios físicos y psicológicos según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Beneficios fisiológicos:

  • La actividad física reduce el riesgo de padecer: Enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes.
  • Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.
  • Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.
  • Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga (forma física).

Beneficios psicológicos:

  • La actividad física mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico.

Profundizando en los benefecios psicológicos del ejercicio, el estado de ánimo mejora ya que este alivia la tensión, mejora la concentración y proporciona una sensación de optimismo y bienestar. Además, la mejora de la forma física a consecuencia del ejercicio proporciona estados emocionales positivos y un mejor auto-concepto.

Por todo ello te animo a que si no tienes una actividad que te motive la busques y te pongas con ello ya que aunque al principio pueda ocasionar pereza a largo plazo lo agradecerás. Y recuerda, ante la duda siempre “muévete”.

simplemente-hazlo.

 

Acerca de Raquel López

Psicóloga Sanitaria en centro APAI. "Disfruta porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora"
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s