Sindrome del miembro Fantasma

 

miembro fantasmaSeguramente alguna vez habéis visto los vídeos o habréis tenido el placer de poder leer el libro “Phantoms in the Brain” (“fantasmas en el cerebro”) del neurólogo V.S.Ramachandran, de no ser así os lo recomiendo encarecidamente, estoy segura de que os sorprenderá. Es por ello que hoy en este post vamos a tocar un tema fascinante, el síndrome del miembro fantasma, el cual se refiere a la persistencia de la percepción sensorial del miembro amputado, en ocasiones dolorosas y en otras no (ej. picor, movimiento de los dedos..). ¿Qué quiere decir esto? Pues que tras la amputación de un miembro las personas experimentan sensaciones “parecidas” a cuando lo tenían.

Veamos un poco los antecedentes históricos, fue descrito por primera vez por Ambroise Paré cirujano en 1552, tras observar que los pacientes se quejaba de un dolor severo en las extremidades tras la amputación, más tarde en 1872 Weir Mitchell continuó la investigación basándose en los soldados heridos de la guerra civil y tras él William James.

Para poder explicarlo un poco más a fondo vamos a ver el llamado homúnculo de Peinfield, un esquema sencillo de la representación cortical del cuerpo en el cerebro ( a nivel motor y sensitivo). En la imagen podemos ver como ciertas partes del hombre son más grandes que otras esto se debe a que cada parte del cuerpo tiene una importancia

diferente a nivel sensitivo, por ejemplo, las manos son más sensibles que el tronco.

Ahora bien que sucede cuando nos retiran un miembro a nivel corporal pero sin embargo sigue existiendo a nivel cerebral, en este caso es cuando el cerebro comienza a enviar señales al miembro, del cual no recibe respuesta. Existen diferentes investigaciones al respecto una de ellas proclama que al no recibir respuesta ,esto puede llevar a que a nivel cortica su representación sea absorbida por la representación adyancente (cara-mano/sensitivo).

¿Pero cómo podemos tratarlo?
Lo primero y fundamental es ponernos en manos expertas de neurorehabilatores, psicólogos y médicos, ellos nos darán las herramientas físicas y mentales necesarias para lidiar con esta nueva situación.

Una de la técnicas más conocidas y recomendadas es la técnica de la caja espejo. Ramachandram  hace uso de ella, enseñando a los pacientes a acallar a su “fantasma” , y qué es esto, os preguntaréis pues consiste en una caja o espejo en el cual, los pacientes ponen su brazo en frente del espejo generando la ilusión de ser la mano contraría. Mientras ven su mano “fantasma”, es en ese momento en el que se le pide que ejecute diferentes movimientos, rascarse… “engañando” al cerebro consiguiendo darle un feedback coherente y acallando así los dolores. Esto puede realizarse con cualquier miembro.

Esperamos les haya gustado e incentivado a investigar y profundizar en el maravilloso mundo que es el cerebro.

 

Acerca de Lara Sainz

Neuropsicologa
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s