El verdadero valor de las personas

Esta semana vamos a hablar acerca de lo importante que es quererse a uno mismo, el arte de conocerse a sí mismo es, como decía Galileo, la mayor sabiduría de este mundo. Ser conscientes de cómo somos con nuestras virtudes y nuestros defectos para después aceptarnos y valorarnos. Os dejo el siguiente cuento que descubrí en el libro Déjame que te cuente de Jorge Bucay, es una historia que nos ayuda a pensar acerca de la manera en la que solemos valorarnos.

Mejorar-la-autoestima

“Es la historia de un joven que acudió a un sabio en busca de ayuda.

-Vengo, maestro, porque me siento tan poco cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?.

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

-Cuánto lo siento, muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema, Quizá después… -Y haciendo una pausa, agregó-: Si quieres ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

-Encantado maestro- dijo el joven, sintiendo que de nuevo sus necesidades eran postergadas.

-Bien, continuó el maestro. Se quito un anillo que llevaba en el dedo meñique de la mano izquierda y, dándoselo al muchacho, añadió-: Toma el caballo que está ahí fuera y cabalga hasta el mercado, debes venderlo por la mayor suma de dinero posible, ya que tengo que pagar una deuda y no aceptes por el anillo menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó al mercado, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes, que lo miraban con algo de interés hasta que el joven decía lo que pedía por él.

Cuando el muchacho mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le giraban la cara y tan solo un anciano fue lo suficientemente amable como para tomarse las molestias de explicarle que una moneda de oro era demasiado valiosa para entregarla a cambio de un anillo. Con afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un recipiente de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.

Después de ofrecer la joya a todas las personas que se cruzaron con él en el mercado, que fueron más de cien, y abatido por su fracaso, montó en su caballo y regresó.

Cuánto hubiera deseado el joven tener una monedad de oro para entregársela al maestro y liberarlo de su preocupación, para poder recibir al fin su consejo y ayuda.

Entró en la habitación.

-Maestro-dijo-, lo siento. No es posible conseguir lo que me pides. Quizá hubiera podido conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

-Eso que has dicho es muy importante, joven amigo- contesto el maestro. Debes conocer primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar tu caballo y ve a ver al joyero. Dile que deseas vender el anillo y pregúntale que cuánto te da por él. Pero da igual lo que te ofrezca: no se lo vendas. Vuelve aquí con el anillo.

Llegó al joyero, el cual lo examino y le dijo al chico:

-Dile al maestro, que si lo quiere vender ahora mismo, no puedo darle más de cincuenta y ocho monedas de oro por su anillo.

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate-dijo el maestro después de escuchar al muchacho-. Tú eres como ese anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte un verdadero experto. ¿Por qué  vas por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?”

img_trucos_para_subir_la_autoestima_28936_orig

Acerca de almudenacastejon

-Psicóloga sanitaria. -Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. -Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid
Esta entrada fue publicada en adultos, autoconocimiento, bienestar emocional, crecimiento personal, Psicología de la adultez, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s