Cuando las prioridades están claras, las decisiones se hacen más fáciles

Muchos de nosotros el problema que tenemos es que no sabemos qué es lo que queremos tener en definitiva en nuestra vida. Preguntas útiles para clarificar esto serían

  • ¿qué es importante para tu vida?
  • ¿qué quieres representar en tu vida?
  • ¿qué cualidades y fortalezas personales te gustaría cultivar?
  • ¿cómo te gustaría comportarte en tus relaciones?

por-que-son-importantes-los-valores-en-las-empresas

Cuando nuestros pacientes responden a estas preguntas normalmente dicen metas pero no valores. No es sorprendente. Nuestra sociedad está completamente orientada hacia las metas, es por esto que debemos psicoeducar a nuestros clientes: explicar que los valores son como direcciones en las que nos queremos mover en nuestras vidas, mientras que las metas son cosas que queremos lograr o alcanzar. Para poder ayudarles en este aspecto normalmente usamos la metáfora de la brújula.

 

Metáfora de la brújula: los valores son como una brújula. Una brújula te da una dirección y te mantienen un camino cuando estás viajando, y nuestros valores hacen lo mismo en el viaje de la vida. Los usamos para escoger la dirección en la que nos queremos mover.  Así que, cuando actuamos acorde con nuestros valores, es como ir al oeste, sin importar cuánto hayas recorrido, siempre habrá más que recorrer. Las metas son las cosas que intentas lograr en tu viaje: los lugares a los que quiere ir, las montañas que quieres subir, los monumentos que quieres ver mientras te diriges hacia el oeste”.

 

Uno de los ejemplos que más utilizo para aclarar estas diferencias es el contraste entre casarse y ser amoroso. Si quieres ser amoroso y cariñoso, es un valor, es continuo, y quieres comportarte de esta manera el resto de tu vida. Tienes una decisión, puedes actuar acorde a ese valor o descuidarlo. Sin embargo, si quieres casarte, eso es una meta, es algo que puede ser completado, alcanzado o tachado de la lista. Puedes alcanzar la meta de casarte aunque descuides completamente el valor de actuar amorosa y cariñosamente  (aunque es posible que en consecuencia el matrimonio no dure tanto).

901413881718-valores

Los valores empoderan mucho más que los objetivos porque están siempre disponibles para nosotros. En cualquier momento podemos actuar acorde a ellos o descuidarlos, la decisión es nuestra, lo que no sucede con las metas. No se puede garantizar que lograremos casarnos en cualquier momento, pero podemos actuar acorde a nuestros valores de ser amorosos y cariñosos.

 

Para tener claro qué  son los valores aquí van cinco pautas, cinco puntos claves para no descuidar y trabajar:

  1. Los valores son aquí y ahora, las metas son en el futuro.
  2. Los valores no necesitan ser justificados.
  3. Los valores generalmente necesitan ser priorizados.
  4. Los valores es mejor tomados ligeramente.
  5. Los valores son elegidos libremente.

 

Leído lo leído y visto lo visto, no tenemos que desesperarnos cuando no alcanzamos nuestras metas. Lo importante es fijarse en qué valor tenemos y diseñar acorde a éstos, diferentes tipos de metas, diferentes tipos de actuaciones para actuar con respecto a nuestros valores.

Ejemplo de ello sería tener el valor de cuidar de nuestro cuerpo, y las metas que podríamos tener serían ir al gimnasio, comer saludablemente, beber mucha agua, hacer deporte… Un valor por tanto se compone de muchas metas, así que cuantas más metas diseñes, más posibilidades tendrás de actuar conforme a tus valores.

images (12)

Las conversaciones efectivas acerca de los valores tienen un sentido de apertura y libertad. Cuando un cliente se conecta con sus valores, les brinda un sentido de liberación y se dan cuenta que aún en situaciones desesperantes tiene no una sino muchas opciones, y por tanto su vida pude tomar diversos caminos significativos.

28402998ae1e466dd3e08ea81300310f--hay-marketing

Acerca de Rocío Fernández-Durán Mazzuchelli

Psicóloga clínica: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-24238 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Directora y psicóloga clínica del centro A.P.A.I. (Atención Psicológica Aplicada Integral) •Máster Oficial de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster de Especialización en Psicología Clínica y Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Psicóloga colaboradora del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la Universidad Francisco de Vitoria. •Experta en "Rehabilitación Psicosocial de personas con enfermedad mental grave y crónica". •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s