¡No lo digas, házlo! Entendiendo la Activación conductual…

Es evidente que las palabras pronunciadas públicamente producen un impacto. Por ejemplo, cuando una persona llama «idiota» a otra, hay una consecuencia emocional tanto para el que profiere el insulto como para el receptor. Asimismo, si una persona se llama en silencio a sí misma «idiota», es probable que experimente un impacto emocional.

cargamental

La rumiación depresiva se centra por lo general en pensar en uno mismo y en el estado en que uno se encuentra, consiste en dar vueltas continuamente a lo mal que uno siente. Se centra una y otra vez en el estado emocional interior negativo sin hacer planes, sin aplicar la resolución de problemas o sin dar pasos para hacer cambios y aliviar la angustia. Las rumiaciones depresivas también son estados anímicos dependientes –cuando el individuo se siente abatido, se producen las rumiaciones, que suelen ser negativas.

32b1ac12794a3abab20245155305cac5-e1442420567956

La ACTIVACIÓN CONDUCTUAL en contra de lo que muchos piensan sí trabaja con pensamientos rumiativos. Sitúa éstos en el proceso, no en el contenido de tales pensamientos. Además, por supuesto, de trabajar conductual el problema. Aborda un conjunto de cosas (es por ello por lo que es terapia de tercera generación), pero desde la conducta.

b1712d6b0554177ff93d421ef436cc6a.jpg

La AC misma no deja de tener como objetivo que desaparezcan las cogniciones distorsionadas del paciente, pero espera que esos cambios se produzcan como consecuencia de la activación misma y, cuando se abordan en sesión, es para considerar no la veracidad de sus contenidos, sino su función: ¿sirven para encaminarse o para alejarse de los objetivos planteados?, ¿cuánto tiempo roban?, ¿qué otras cosas podrían hacerse en vez de rumiar?

La AC resulta una terapia muy prometedora. La terapia no se propone cambiar el ambiente sino la mente. Los problemas psicológicos ya no se deberían a las condiciones de la vida, sino a las percepciones, procesamiento de la información y demás.

Las bases teóricas de la activación conductual se resumen en 10 principios:

  1. La clave para cambiar cómo nos sentimos es cambiar la forma en que hacemos las cosas.
  2. Las circunstancias vitales pueden conducir a la depresión pero son las estrategias que utilizamos para manejar la depresión las que nos impiden salir de ella.
  3. La clave para descubrir qué cosas tendrán un efecto antidepresivo se encuentra en lo que sucede justo antes y justo después de nuestros comportamientos.
  4. Nuestras vidas deben estructurarse siguiendo un plan, NO siguiendo al estado de ánimo.
  5. El cambio es más sencillo si empezamos por los cambios más pequeños.
  6. Preste especial atención a las actividades que son intrínsecamente gratificantes. 
  7. Su terapeuta será más un entrenador que un maestro.
  8. Si la activación conductual fuera tan sencilla los psicólogos no tendríamos trabajo. La terapia de activación conductual requiere un proceso continuo de desarrollo de posibles soluciones y de verificación de su utilidad. Cada paso que nos aleja de la depresión cuenta.
  9. ¡No se limite a hablar sobre ello, ni siquiera consigo mismo, hágalo!
  10. Terapeuta y cliente deben colaborar con persistencia y creatividad para superar los obstáculos que a buen seguro se interpondrán en el camino de la activación conductual.

Tiene muchas ventajas respecto de otras:

publicidad-en-internet-ventajas.png

  • Se sirve de un conjunto más amplio de estrategias y no únicamente de la incorporación progresiva de tarea
  • Existe evidencia empírica de su eficacia
  • Se trata de un tratamiento simple
  • Es un tratamiento flexible y con pocos componentes
  • Es fácil de adaptar a diversas poblaciones y formatos

La base de la AC es el proceso de valoración. A lo largo de este proceso, el terapeuta identifica la forma de individualizar el tratamiento e identifica lo que produce los problemas que el cliente está experimentando y lo que probablemente conducirá a la mejoría. Así, se trabaja en enseñar al individuo a ser observador de su propio comportamiento y de las consecuencias que tiene en su contexto cotidiano; pero también a ser actor de su propia vida..

afternoon.jpg

Por todo este conjunto de cosas comentadas, es por lo cada día me siento más identificada a nivel terapéutico con la AC. ¡Salgamos de lo convencional, de la terapia cognitivo-conductual para todo tipo de problemáticas y busquemos modelos integradores de terapia para encontrar el bienestar!

Acerca de Rocío Fernández-Durán Mazzuchelli

Psicóloga clínica: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-24238 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Directora y psicóloga clínica del centro A.P.A.I. (Atención Psicológica Aplicada Integral) •Máster Oficial de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster de Especialización en Psicología Clínica y Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Psicóloga colaboradora del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la Universidad Francisco de Vitoria. •Experta en "Rehabilitación Psicosocial de personas con enfermedad mental grave y crónica". •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s