SMARTPHONES Y REDES SOCIALES… LAS NUEVAS ADICCIONES

consecuencias-adiccion-redes-sociales

Se habla mucho acerca de los inconvenientes de la utilización de las redes sociales y los smartphones, sin embargo, ahora nos planteamos hasta qué punto nos afectan y sobre todo, qué efectos están teniendo en la vida de los más jóvenes.

Se sabe que los smartphones generan una reacción en el cerebro liberando dopamina, la misma sustancia que se libera cuando consumimos alcohol o fumamos tabaco. La liberación de esta sustancia puede ser muy adictiva, sobre todo si se estimula de manera muy rápida y de fácil acceso.

adiccion-al-celular

Si hay edades establecidas para aquellas actividades consideradas adictivas ¿por qué no hay leyes que establezcan edades adecuadas para el uso de teléfonos móviles y de las redes sociales?

Hoy en día los niños y adolescentes crecen teniendo acceso a internet de manera instantánea, lo cual genera consecuencias negativas, tanto a corto como a medio plazo. Estas son algunas de ellas:

  • Aleja a las personas de su entorno, nos desprende de manera inmediata del presente, vivimos en otra realidad. Al sacar el móvil mientras espero a que empiece una reunión puedo estar informándome de que mi “ciber amigo” que vive en otro país se ha cambiado de casa, (de hecho le doy un like), mientras me pierdo que mi compañero sentado a mi lado está preocupado por su madre que está en el hospital, no es que yo sea un mal compañero es sólo que no le presto atención, no le pregunto y probablemente él también está con el móvil. De esta manera se pierden las relaciones sociales, llega un momento que no aumento mi verdadero círculo de amigos (no así el de Facebook) porque no estoy realmente con la gente. Los niños no están aprendiendo a crear vínvculos profundos, ya que además de no estar presentes en las relaciones la consecuencia gratificante no es inmediata, hay que luchar muchas veces, y no están acostumbrados.

2

  • Tienen un impacto en las habilidades cognitivas de los niños, así como en su desarrollo emocional y social. Frecuentemente se deja a los niños los teléfonos para que se calmen cuando están enfadados o se entretengan cuando están aburridos, de este modo el niño no desarrolla adecuadamente su propio mecanismo interno de autorregulación. Además a nivel social, pueden presentar mayores dificultades en adquirir unas adecuadas habilidades sociales y resolución de conflictos en ambientes no estructurados como son las relaciones con otros niños.unknown
  • Generan una gran pérdida de tiempo. Si calculásemos el tiempo perdido por algunas personas en las redes sociales nos sorprenderíamos, en esta vida donde nunca hay tiempo para nada, siempre encontramos huecos para revisar el móvil.
  • Dificultad para conciliar el sueño, no es rara la costumbre de revisar todas las redes sociales antes de dormir, lo cual nos dificulta a la hora de conciliar el sueño ya que las pantallas iluminadas son perjudiciales para el adecuado ciclo vigilia-sueño.

celular-problemas-para-dormir-413414

¿Estaremos exagerando o realmete existe la adicción a internet?

Algunos autores sugieren que determinados jóvenes desarrollan conductas adictivas similares a la dependencia a sustancias, llegando a generarse síntomas de abstinencia y tolerancia, sensación de pérdida de control y utilizándose como método para escapar de la realidad. El marco social y familiar también se ve alterado por estas conductas.

Podemos fijarnos en algunos indicadores para sospechar si nuestro hijo (¡o nosotros!) presentamos adicción a internet:

-El tiempo de uso de los aparatos con acceso a internet y permanecer hasta altas horas de la noche navegando. De hecho podemos establecer pequeños retos en los que nos proponemos desprendernos de nuestro móvil por determinados periodos de tiempo, a ver si conseguimos estar un día o una semana sin móvil.

-El rendimiento académico o laboral suele verse alterado al dedicar tiempo en exceso a estar en internet.

-Manifestar síntomas de ansiedad, irritabilidad y nerviosismo cuando no se tiene acceso al teléfono móvil, o incluso cuando se le anticipa la retirada de internet.

-El primer gesto al despertar y el último antes de dormir es revisar el móvil.

f6efe496f5ba456b9db4fec859dce021o

Por todo ello, os invito a desconectar un poco de las redes e incluso establecer horarios o tiempo máximo al día para navegar o chatear por internet, incluidos los adultos, ya que a pesar de que los jóvenes son más vulnerables, nosotros tampoco nos libramos de la tentaciónlrg_no_cellphone_prohibido_el_uso_de_telefono_celular.

Acerca de almudenacastejon

-Psicóloga sanitaria. -Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. -Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid
Esta entrada fue publicada en aburrimiento, bienestar emocional, Contacto, crecimiento personal, felicidad, hijos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s