EVITACIÓN DEL MALESTAR ¿SOLUCIÓN O PROBLEMA?

En este post vamos a hablar de la evitación del malestar y sus consecuencias. A consulta suelen llegar muchas personas demandando dejar de sentir tristeza, enfado, timidez, nervios, miedo, angustia… emociones que en definitiva nos generan malestar.

Una realidad que a todos nos cuesta asumir es que el sufrimiento forma parte de la vida humana. Queramos o no, en ciertos momentos nos vienen a visitar estas emociones desagradables y… ¿Cuál es nuestra primera reacción? Querer que desaparezcan. En la sociedad en que vivimos y debido al lenguaje con el que nos hablamos parece que sentir este tipo de emociones está mal y lo vemos día a día en la televisión, el cine, las revistas, la publicidad, las redes sociales… Si no estás feliz o bien todo el rato es que algo está mal en ti, ese es el mensaje con el que hemos crecido y nos hemos desarrollado como personas.

untitled

Es lógico no querer sufrir o evitar el sufrimiento, pero en ocasiones esta evitación lleva de forma paradójica a un efecto contrario, ya que me empeño tanto en la forma en cómo me tengo que sentir que pierdo de vista lo que realmente es importante para mí, mis metas y objetivos. Por poner un ejemplo, si creo que para tener éxito en el trabajo debo sentirme seguro y motivado, en cuanto me venga la inseguridad o la desmotivación voy a tratar de evitarlas porque no es así como me debo sentir, dejando a un lado las acciones necesarias que tendría que llevar a cabo para realmente conseguir el éxito.

Querer evitar lo que nos produce malestar de forma cronificada lleva a imponernos límites y normas rígidas que nos impiden vivir felices. Cuando esta evitación afecta a nuestra salud, familia, relaciones, trabajo u otras áreas de nuestra vida de manera negativa nos encontramos ante lo que llamamos en psicología Trastorno de Evitación Experiencial (TEE).

evitacion experiencial

¿Cuándo es perjudicial la evitación experiencial o evitación del malestar?

1. Cuando el proceso de evitación deliberado necesariamente contradice el resultado deseado. Es decir, intentar deliberadamente no sentir algo en un momento particular. Por ejemplo, si tengo que realizar una exposición decirme a mi mismo “no te pongas nervioso” o “deja de pensar en que pensarán de ti”, es contradictorio porque en la propia regla que me estoy imponiendo está el contenido que deseo evitar y aunque la lógica me diga que desaparecerá lo que conseguiré será lo contrario. Si yo ahora os digo no penséis en un elefante rosa ¿Qué es lo primero que os viene a la cabeza?

untitled

2. Cuando quiero regular una emoción de forma racional o verbal. Lo emocional es diferente de lo racional, si intento resolver una emoción de forma racional de primeras lo que voy a conseguir es sentirme peor. ¿Por qué? Porque la razón acude al pasado para resolver los problemas. Si siento tristeza, por ejemplo, mi razón acudirá a otras ocasiones en las que he sentido esa emoción para poder resolverla, y al tener esos recuerdos mi tristeza crecerá en lugar de hacerse más pequeña.

Intensamente-Tristeza

3. Cuando el cambio emocional mediante la evitación es posible pero el medio afecta a medio o largo plazo de manera negativa a tu vida. Por ejemplo dejar de sentir tristeza por medio de drogas, una alimentación compulsiva o juego patológico. En este sentido dejaré de sentir tristeza, pero a largo plazo este tipo de conductas pueden llegar a tener un costo personal muy elevado.

homero-simpson-comiendo

4. Cuando la emoción que se pretende cambiar o eliminar no puede ser eliminada. Por ejemplo el dolor o el sentimiento de vacío ante una pérdida. Si trato de evitarlo al final seré una víctima de mi propia evitación psicológica.

setumismosiempre

Estas son las ocasiones en las que tratar de evitar el malestar resulta un problema más que una solución.

Entonces… ¿Si evitar el malestar me lleva a estar peor lo que tengo que hacer es aceptarlo?

Exacto, todas las emociones sirven para algo, hay que aprender que en su cierta medida no es malo sentirse mal en determinados momentos de la vida. A través de la aceptación conseguiremos la transformación y el resultado deseado. Tenemos que aceptar que a veces vendrán emociones desagradables a visitarnos, y por sentir inseguridad ¿Voy a dejar de perseguir mis sueños o mis metas? Para nada, sintamos lo que sintamos podemos perseguir lo deseado, actuar en consecuencia de lo que es valioso o importante para nosotros (familia, trabajo, amigos, salud..) porque nosotros somos más que nuestras emociones o pensamientos y decidimos cómo actuar. De esta manera comprobarás que realmente sí puedes y esa emoción desaparecerá antes de lo que crees.

balloons

El mindfulness es una técnica avalada empíricamente que nos ayuda a esto precisamente, a aprender a tolerar el malestar ¿Para qué? Para conseguir ser más FELICES.

Si sientes que estás encerrado/a en círculos viciosos de tristeza, ansiedad, miedo, angustia.. y te gustaría mejorar, ponte en contacto con nosotros. Desde el centro A.P.A.I. ponemos a tu disposición terapias centradas en mindfulness y valores que te ayudarán a encontrarte mejor y vivir de forma más plena.

 

 

 

Acerca de Raquel López

Psicóloga Sanitaria en centro APAI. "Disfruta porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora"
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s