TODO LO QUE APRENDÍ EN 5 DÍAS SIN QUEJARME

asdasda

Últimamente se ha hablado mucho de los beneficios de no quejarse. Hay un estudio muy interesante de dos amigos, Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims, que se propusieron estar un mes sin quejarse, quedaron tan sorprendidos por los resultados ,que decidieron montar el proyecto Complaint Restraint February. Consiste es estar un mes de 28 días sin quejarse por tonterías y así fueron apareciendo retos en las redes sociales y la gente fue apuntándose a esta iniciativa.
Yo se lo propuse en sesión a varios pacientes que tenían las típicas quejas recurrentes e insanas, y me lo propuse yo también pero no lo bastante en serio.

Sin embargo, este verano, al darme cuenta de cómo todos nos seguíamos quejando por tonterías como :“jo, qué llena está la playa hoy”, “qué agobio tener tantos planes de salir a cenar”, “qué pesado el niño que corre por la playa y me echa arena en la toalla”, “¡qué calor!”, decidí que después de un año esperando mis ansiadas vacaciones, no las estaba disfrutando plenamente por estar fijándome en ese tipo de nimiedades.
Tenía organizado un viaje de 5 días por Galicia para hacer el Camino de Santiago, en total unos 115 km andando, y me pareció la oportunidad perfecta para poner a prueba mi capacidad para no protestar. Y como se suele aprender mucho más de una experiencia personal enriquecedora que leyendo teoría por ahí, quería compartirla. Por eso este post es más personal que lo que acostumbro a escribir.
Han sido solo cinco días sin quejas, es verdad que no es mucho, tiempo, pero el plan era el idóneo para la queja fácil: había que andar mucho, lluvia, cuestas como montañas rusas, madrugar, etc.
Y esto es lo que he aprendido:
-Al no estar pendiente de las cosas que me molestaban o costaban, puse a prueba mi resistencia y me di cuenta de que soy mucho más fuerte y que tengo más aguante de lo que yo misma pensaba. Además, el tiempo y energía que ahorras al no expresar quejas hace que seas más resolutivo en situaciones complicadas.

índice
– Una china en el zapato, cuando tienes muchos kilómetros por delante, puede pasar desapercibida o amargarte el día si te obsesionas con ella. Cuando apartas el foco de atención de las cosas que te molestan, ganas la oportunidad de valorar otras cosas. Recuerdo que cuando había la típica subida dura mi compañero de viaje se giraba esperando que resoplara o me quejara, y me sorprendí a mí misma respondiendo en alguna ocasión “¡Mira qué vistas tan increíbles!” y esto ayudaba a que él también dejase de pensar en la subida.

cuando-el-objetivo-te-parezca
-Lo mejor de no estar protestando en voz alta para mí es que se contagia la positividad. La persona que me acompañaba tiene una consolidada fama de gruñón y, sin embargo, creo que durante el Camino le he escuchado quejarse veces contadas y le he visto disfrutar más que nunca.
-Otra de las cosas buenas es que mejora la relación con los que nos rodean. A nadie le gusta tener al lado a una persona negativa y quejicosa. Pero además, muchas de las quejas que expresamos suelen ser reproches gratuitos hacia los demás, y al evitarlos durante un viaje la convivencia puede ser sorprendentemente armónica.

la-felicidad-como
-Y por último me di cuenta que había conseguido mi objetivo principal cuando me propuse el reto: ser más feliz. Pese a haber tenido otros viajes maravillosos este verano de tumbarme a la bartola en playas paradisíacas, ha sido en estos cinco días de Camino donde más me he relajado, no he parado de sonreír y disfrutar.

Felicidad@eec_caoching

Aprovechando que empieza el curso, y que septiembre suele ser un mes que a todos nos cuesta, mi nuevo propósito es evitar protestar tanto en el día a día. Es cierto que quejarse no es malo de por sí, hay momentos en los que es necesario exponer nuestro desacuerdo de manera asertiva. El reto consiste más bien en no quejarse por tonterías que no nos dejan ver más allá y darnos cuenta de los afortunados que somos.
queja

Acerca de Pilar Casanueva Rodríguez

•Psicóloga clínica del centro APAI: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-25489 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster en Psicología Clínica y de la Salud de la Universidad Complutense de Madrid. •Psicóloga de la plataforma www.pregunti.com. •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones. •Formación en intervención y técnicas cognitivo-conductuales integradoras a través de diversos módulos (Terapia de Aceptación y compromiso y Terapia Diálectica Conductual) del curso Experto en Terapia Clínica de Quality Psicólogos. •Amplia experiencia, investigación y formación en "Atención Integral a Víctimas de atentados terroristas". •Colaboradora del proyecto I+D+I sobre el "Seguimiento psicológico de las víctimas de terrorismo y efectividad en los tratamientos" en colaboración con la Asociación Víctimas del terrorismo, participando en diversas publicaciones en Congresos Internacionales y Nacionales de Psicología Clínica. •Docente y Psicóloga de Talleres de Formación de diversa índole.
Esta entrada fue publicada en bienestar emocional, coaching, felicidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s