EL VALOR DEL ESFUERZO

Uno de los mejores regalos que le podemos hacer a nuestros hijos es inculcarles una gran capacidad de lucha y de superación, así conseguirán la autonomía de poder valerse por sí mismos en cualquier situación y la capacidad de esforzarse por alcanzar sus sueños.

2c5c55630f3827d2d4c4e704e3b6db50

Para ello yo siempre recomiendo educarles en ciertos valores:

  1. En primer lugar el esfuerzo es una pieza clave para alcanzar cualquier objetivo que nmagiaos propongamos, tiene que ver con poner todas nuestras fuerzas, ilusiones y nuestras ganas para conseguir las metas que nos propongamos.

Sin embargo, hoy en día vivimos en una sociedad donde la cultura del esfuerzo se está perdiendo. Constantemente nos llegan mensajes acerca de cómo aprender idiomas sin esfuerzo, cómo adelgazar sentados en el sofá o cómo preparar la cena en tres minutos. Todo ello hace que busquemos la comodidad y la inmediatez en lo que hacemos y transmite un mensaje a los niños de buscar el camino fácil del éxito.

Para educar a los niños en el valor del esfuerzo es muy importante armarnos de paciencia (¡hay que predicar con el ejemplo!) y evitar el “ya lo hago yo” que muchas veces se nos escapa cuando los niños tardan mucho tiempo en comer, vestirse o recoger la habitación… Será mejor permitirles que se encuentren en dificultades y darles la opción de resolver la situación ellos solos. Si no le sale que lo vuelva a intentar, si se cae que se levante, si siente frustración que aprenda a calmarse y volver a intentarlo… Así evitando la sobreprotección y otorgándole responsabilidades adquirirá el compromiso de hacer bien las cosas.

escalera

  1. La disciplina es un aspecto fundamental en el desarrollo de la capacidad de esfuerzo y de la fuerza de voluntad, ya que la persona disciplinada no cede a los impulsos o a la disciplinaimpaciencia, sino que es capaz de posponer lo que le apetece y hacer lo que debe. Entendemos esa disciplina de manera positiva, adecuando unas normas de convivencia lógicas para los niños y haciéndoles siempre responsables de las consecuencias de sus actos en la medida de lo posible.

3. Por último, es fundamental enseñarles no solo a hacer las cosas sino hacerlas de la manera correcta, el orgullo por una tarea bien hecha. Hacer las cosas bien por sentido de responsabilidad, no porque haya alguien supervisando. Si la tarea no está terminada o lo ha hecho a modo chapuza se lo mostraremos y tendrá que repetirlo, en el caso de que esté bien lo elogiaremos para que sepa que tiene valor no sólo el hecho de hacerlo sino hacerlo bien. Así al ser los adultos exigentes, el niño desarrollará su propio nivel de autoexigencia y se entrenará su perseverancia; siempre apoyándoles y evitando generar unos niveles demasiado elevados de perfeccionismo y exigencia.

Imagenes-para-Superarse-2

Para alcanzar esos tres valores fundamentales podemos ayudarnos de algunas pautas

  1. Establecimiento de metas y de un horario para hacer las tareas. Muy importante el hecho de planificarse y no dejar todo el trabajo para el último momento.
  2. Darle responsabilidades en el cuidado de la casa según su edad.
  3. Terminar cada tarea que empiece, aunque sea una actividad que no es obligatoria, como por ejemplo la realización de un puzle, animarle a terminarlo.
  4. Afrontar los fracasos de manera positiva, haciendo un análisis de los fallos, aprendiendo de los errores y generando expectativas de éxito para el futuro.
  5. Y por último, es muy recomendable la práctica de algún deporte ya que ayuda en el desarrollo de ese esfuerzo, pues son ejemplos de superación,
  6. y siempre hay unas normas a respetar que fomentan la disciplina.

slide_17


Almudena González de Castejón Galdón.

Psicóloga sanitaria del Centro APAI.

ALMU

Acerca de Rocío Fernández-Durán Mazzuchelli

Psicóloga clínica: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-24238 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Directora y psicóloga clínica del centro A.P.A.I. (Atención Psicológica Aplicada Integral) •Máster Oficial de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster de Especialización en Psicología Clínica y Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Psicóloga colaboradora del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la Universidad Francisco de Vitoria. •Experta en "Rehabilitación Psicosocial de personas con enfermedad mental grave y crónica". •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones.
Esta entrada fue publicada en esfuerzo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s