¡¡¡VIVAMOS HOY!!!

“Residir en el momento presente constituye el único camino verdadero para encontrar la paz en uno mismo y en el mundo” Thich Nhat Hanh

lennon-anuskas-room

Desde hace un tiempo en la consulta llevo observando un factor común presente en muchas personas, especialmente adultos, que acuden al centro… Al preguntarles por la dificultad que les ha traído hasta aquí la respuesta suele ser una frase formulada en futuro o bien en pasado, raramente se expresan en presente. El problema será inabordable, será horrible o fue muy duro, pero rara vez ES.

mindfulness_poster_UKEsta característica no es tan particular, ya que la gran parte de nosotros vive planificando las vacaciones, el examen que está por venir, la cita del sábado… y nos cuesta mucho esfuerzo vivir centrados en el presente. Desde que nos levantamos nos duchamos pensando en todas las tareas que haremos ese día, nos acordamos de la conversación de ayer con nuestro hijo, vamos hasta el trabajo con el piloto automático pensando en la lista de personas a las que tenemos que llamar. Si nos preguntan qué comimos ayer muchas veces ni lo recordamos, ¡no le prestamos atención!

La vida va pasando mientras planificamos el futuro y nos lamentamos por el pasado… ¿y si cambiáramos el chip? ¿Y si tiramos el piloto automático a la basura y decidimos ser agentes activos de nuestra vida?

photo

No es nada fácil, pues no estamos acostumbrados a experimentar el aquí y ahora… por lo que os propongo algunos trucos para que cada vez que se os vaya la atención la traigáis de vuelta al presente:

1.Mente de principiante: mantener una mirada de niño pequeño, prestar atención a todos los estímulos de nuestro alrededor manteniendo esa curiosidad e interés por las cosas más sencillas. Deshaciéndonos de esa actitud que muchas veces tenemos donde parece que ya estamos de vuelta de todo y nada nos puede sorprender.

2. Estar presente con los cinco sentidos. Se trata de hacer un chequeo de los cinco sentidos y pensar conscientemente en lo que estamos viendo, qué estamos oliendo, sintiendo, escuchando o saboreando en ese momento. Aunque estemos haciendo las cosas más cotidianas del mundo, si les presto atención plena podré disfrutarlas más. Ya sea tomar un café, hacer un trayecto en metro, cocinar.

3.No juzgar. Aceptando la realidad sin juicios ni valoraciones sino tal y como se presenta.

1972496_10154031731730657_264779057_n

4.Hacer las paces con el pasado, pasar página y terminar ciertos capítulos del libro es imprescindible para empezar otros nuevos. Por muy injusta que haya sido la vida con nosotros, por mucho que hayamos sufrido tenemos que dejarlo atrás para poder centrarnos en lo que realmente existe, el presente.

5. Conecta con tu emoción presente, sea la que sea, pues te proporcionará información importante acerca de las situaciones que vives y tus necesidades. Aunque esa emoción sea desagradable, si no la evitamos igual que ha venido se irá.

6. Vuelve al presente, simplemente cuando te “pilles” pensando en el pasado o planificando el futuro, sé consciente y regresa al momento presente, trae tu mente al mismo lugar donde está tu cuerpo. Así se te vaya la atención 20 veces, tráela de nuevo al aquí y ahora 21.

7. Céntrate en tu respiración, como último truco siempre puedes centrar tu atención en cómo entra y sale el aire de tu cuerpo conscientemente, es la manera más fácil de traer tu mente al presente.

“La búsqueda de la felicidad es como subir una montaña, hay dos formas de llegar a la cima. La primera consiste en avanzar con la cabeza gacha hacia el objetivo, sin mirar los paisajes, ni la belleza del cielo, ni los pájaros, hay que privarse de todo para alcanzar la cima, ¿por qué no? Pero si por alguna razón no llegamos a la cima, lo habremos perdido todo, pues no habremos sabido disfrutar del camino. La otra actitud la llamaremos hedonista, consiste en caminar hacia la cima mirando el paisaje, parándonos para oler una flor, bañarnos en un torrente, contemplar el vuelo de los pájaros. Vamos avanzando sin privarnos de las bellezas que nos rodean… ¿Cuál decides escoger y continuar tu?”

images


Almudena González de Castejón Galdón.

Psicóloga sanitaria del Centro APAI.

ALMU


Acerca de Rocío Fernández-Durán Mazzuchelli

Psicóloga clínica: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-24238 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Directora y psicóloga clínica del centro A.P.A.I. (Atención Psicológica Aplicada Integral) •Máster Oficial de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster de Especialización en Psicología Clínica y Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Psicóloga colaboradora del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la Universidad Francisco de Vitoria. •Experta en "Rehabilitación Psicosocial de personas con enfermedad mental grave y crónica". •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones.
Esta entrada fue publicada en Infanto-juvenil, mindfulness, presente, Psicología de la adultez. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s