TODO EN LA VIDA SUPONE UN CAMBIO… ADAPTÉMONOS PUES

En la mayoría de mis consultas, sobre todo con pacientes adultos, siempre me preguntan la misma cuestión… ¿cómo puedo afrontar las cosas nuevas? ¿cómo puedo adaptarme a los cambios? ¿cómo se si la decisión que he tomado es la correcta? Como bien decía A.J. Cronin:

La vida no es ningún pasillo recto y fácil 

que recorremos libres y sin obstáculos,

sino un laberinto de pasadizos,

en el que tenemos que buscar nuestro camino,

perdidos y confusos, detenidos,

de vez en cuando, por un callejón sin salida.

 

Pero, si tenemos fe, siempre se abre

una puerta ante nosotros;

quizá no sea la que imaginamos,

pero si será, finalmente,

la que demuestre ser buena 

para nosotros.

Cualquier tipo de cambio genera cierto miedo, pues nos obligan a romper con el modo de vida al que estábamos habituados y en el que nos encontrábamos relativamente cómodos. Nos obliga a salirnos de nuestra zona de confort. Cuanto más capaz seas de adaptarte, más grande será tu zona de confort.  Salir de nuestra zona de confort nos pone física y mentalmente en tensión frente a situaciones supuestamente desagradables que preferiríamos no tener que afrontar por uno u otro motivo. El primer impulso humano es el de resistirse en lugar de hacer una adaptación al cambio, pero a la larga salir de ahí y superar esa incertidumbre y miedo iniciales siempre resulta ser una experiencia enriquecedora.

e149e982b97a53238bf88efef6adbfec

El cambio siempre implica incertidumbre y lo desconocido, aquello que escapa a nuestro control y que nos resulta impredecible, genera temor e inseguridad. Sentirnos dubitativos e inseguros a la hora de enfrentarnos a los cambios es una reacción normal y adaptativa, pues nos ayuda a analizar y explorar cuidadosamente las nuevas circunstancias, pues un exceso de confianza inicial podría tener consecuencias muy negativas.

e1c41321d8c50bcf71ab6ec557037bc9

Pero experimentar cierto miedo al cambio es normal y adaptativo, pero que este temor nos paralice y nos impida actuar y afrontar adecuadamente las nuevas situaciones o tomar decisiones con claridad, puede convertirse en un problema.

Debemos aceptar que las circunstancias difíciles, inesperadas y cambiantes forman parte de la vida, y que por tanto, la adaptación a los cambios también es un esfuerzo que tenemos que realizar por nuestra parte. No podemos controlar todas las circunstancias de nuestro entorno, pero lo que sí está en nuestra mano es tomar una decisión y plantearnos el modo en que las gestionemos y afrontemos.

Frase

Los cambios en nuestra vida nos obligan la mayoría de las veces a tomar decisiones más o menos relevantes. A veces vamos aplazando estas decisiones por miedo a lo que nos deparen. Este miedo está muy bien reflejado en el dicho popular “mejor lo malo conocido, que lo bueno por conocer”. La comodidad de lo que ya conocemos nos lleva muchas veces a no dar pasos hacia adelante, incluso aunque lo que tengamos no termine de convencernos o satisfacemos, porque ¿y si lo que viene después es peor?

nowEstos miedos y anticipaciones son frecuentes cuando nos enfrentamos a una toma de decisiones, pero el hecho es el siguiente: Si nunca damos el paso y nos exponemos a lo nuevo, nunca podremos mejorar el momento presente, y nunca podremos comprobar si realmente nuestros temores eran ciertos. ASÍ QUE VAMOS A PONERNOS MANOS A LA OBRA AHORA.

A la hora de afrontar una toma de decisiones debemos contar con que no es algo fácil de afrontar y tener en cuenta que no hay solución ideal y perfecta, pero mantener la situación presente muchas veces tampoco es la mejor solución. Toda toma de decisiones supone inclinar la balanza a favor de una opción y en detrimento de otra, por lo que inevitablemente implica hacer una renuncia y asumir un riesgo

Asumir un riesgo porque nadie garantiza que la opción tomada sea la mejor a la hora de la práctica y porque siempre puede haber factores externos con los que no contábamos y que pueden escapar a nuestro control. No obstante, en nuestras manos también está aprender a gestionarlos y poner en marcha estrategias para darles solución.

riesgos

Y aprender a renunciar, porque nos veremos privados de los aspectos positivos de otras opciones, pero también de las consecuencias negativas de esas mismas opciones. Y no podemos olvidar que, si nos decantamos por una opción, es porque la consideramos la mejor después del proceso de análisis realizado.

 protestante-digital-renuncia-al-dinero-plural-L-7Gabe5

“Todo cambia, nada desaparece. No hay nada en el mundo que sea permanente. Nada avanza de manera inexorable. Todas las cosas creadas son de naturaleza cambiante. Incluso los siglos se deslizan en constante movimiento”.

LO UNICO ESTABLE ES EL CAMBIO CONSTANTE

Acerca de Rocío Fernández-Durán Mazzuchelli

Psicóloga clínica: evaluación clínica, diagnóstico, intervención con técnicas cognitivo-conductuales, tratamiento, seguimiento y elaboración de informes en niños, adolescentes, adultos, familias y parejas. MÁS INFORMACIÓN: •Psicóloga colegiada: M-24238 •Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. •Directora y psicóloga clínica del centro A.P.A.I. (Atención Psicológica Aplicada Integral) •Máster Oficial de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Máster de Especialización en Psicología Clínica y Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Madrid. •Psicóloga colaboradora del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la Universidad Francisco de Vitoria. •Experta en "Rehabilitación Psicosocial de personas con enfermedad mental grave y crónica". •Colaboradora del departamento I+D+i de Tea Ediciones.
Esta entrada fue publicada en Infanto-juvenil, Psicología de la adultez. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s